Rumiko Takahashi: Reina del manga

Antes de hablar de Rumiko Takahashi hay que conocer dos datos importantes: primero, Japón tiene una de las mayores industrias de historietas, publican decenas de revistas manga semanalmente y al año estrenan cientos de títulos; segundo, el «Festival International de la Bande Dessinée de Angoulême», es para la industria de la historieta lo que el «Festival de Cannes» es para el cine.
Entonces, que este año Rumiko Takahashi obtuviera el Grand Prix del DB de Angoulême es un acontecimiento importante, no solo para la industria japonesa sino también para las autoras.
En la historia de dicho festival solo otro mangaka ha sido condecorado: Katsuhiro Otomo –y eso si no consideramos a Akira Toriyama quien recibió el premio especial por el 40° aniversario del festival, en 2013-; y solo dos mujeres más han sido reconocidas: Claire Bretécher en 1983 -aunque lo suyo fue un premio especial por el 10° aniversario- y Florence Cestac en el 2000, ambas historietistas son francesas.
Ahora sí, ¿quién es Rumiko Takahashi? Pues se trata de nada más y nada menos que de la autora de Ranma ½ e Inuyasha, entre otras historias. Takahashi nació el 10 de octubre de 1957 en Niigata, Japón. Mientras estudiaba Literatura Japonesa en la universidad, se unió a un taller de manga impartido por Kazuo Koike, quien le deparó un futuro favorable. En 1978, Rumiko publicó una historia corta con la que ganó el premio de la editorial Shogakukan a nuevos artistas y así fue como logró publicar su primera serie: «Urusei Yatsura», en la revista «Shonen Sunday»; a partir de ese momento, la autora se negó a seguir la tradición de las mangakas de la época quienes se enfocaban en historias de romance y, además, eligió escribir para un público mayormente masculino.
Su carrera como mangaka fue lenta al principio, pues al parecer le costaba seguir el ritmo de publicación semanal y constantemente entregaba los capítulos a destiempo, pero una vez que se acostumbró fue capaz de llevar dos series de forma simultánea: «Urusei Yatsura» que se publicó de 1978 a 1987 y Maison Ikkoku, de 1980 a 1987 para la revista Big Comic Spirits. En 1995, tras terminar Ranma ½, la venta de sus obras alrededor del mundo sumaba cien millones de copias y para 2017 la cifra se duplicó. Aunque no es la única mangaka con tales cifras, sí es la única mujer que ha logrado posicionarse en las listas de los más vendidos a nivel mundial.
También, hay que mencionar su ingreso al Salón de la Fama «Will Eisner» en 2018, junto con otras mujeres de las que hablaremos otro día.
La obra de Rumiko se caracteriza por presentar historias llenas de comedia, acción y situaciones románticas con un ligero erotismo en el dibujo. Además, sus protagonistas, por lo regular, se ven envueltos en situaciones mágico-paranormales que representan alguna desventaja para los mismos. La autora logra mezclar la ciencia ficción con el folklor japonés a la perfección, y quizá por ello todas sus series han tenido adaptaciones al anime.
Sus personajes femeninos son curiosos; si bien prefieren romper con algunos de los estereotipos que la sociedad marca, muchas veces se rigen por las costumbres y tradiciones de la sociedad.
Recuerda que, si te interesa echarle un ojo a la obra de Rumiko Takahashi, en México se publican tres de sus series: Rinne, Ranma ½ e Inuyasha, todas licenciadas por Panini. Y no olvides contarnos ¿cuál es tu obra favorita de Takahashi?

Por Erika Ramírez